Problemas afectivos

¿Qué son los problemas afectivos?

psicologos-problemas afectivos-300x200Uno de los trastornos del estado de ánimo o afectivo más frecuente es la depresión mayor, entre un 8-10% de la población infantil, produciéndose un aumento en la adolescencia.

La depresión mayor implica un cambio en la forma de sentir del niño o adolescente. Se caracteriza por la presencia de un estado de ánimo deprimido (en los niños o adolescentes, irritable), o pérdida de interés o placer, que viene acompañado por dificultades para dormir, cambios en el hambre, alteraciones psicomotoras, cansancio, pérdida de la autoestima, dificultades en la concentración e ideas de muerte. Estas características son más intensas y frecuentes que en otros niños, y pueden interferir en su vida familiar, escolar y social

Tipos:

  • Trastornos depresivos: trastorno depresivo mayor o trastorno distímico
  • Trastornos bipolares

¿Cómo los podemos identificar?

Un joven con depresión mayor vive uno o más episodios de depresión mayor, caracterizados por:

  • Aspecto triste, llora, se enfada fácilmente, muestra mal humor.
  • Dificultad para divertirse, se aburre, no está motivado por el juego.
  • Fracaso, culpa, destrucción o muerte presentes en el juego.
  • Aumento o pérdida del hambre, aumento o pérdida de peso.
  • Duerme más o menos que antes, o se despierta durante la noche
  • Se mueve mucho, se muestra más agitado o contrariamente más lento que antes.
  • Se encuentra más cansado de lo habitual
  • Tiene sentimientos de que “nadie le quiere”, “no sirve para nada”, o bien “todo es por su culpa”
  • Le cuesta más concentrarse, se le olvidan las cosas con facilidad.
  • Presenta encopresis o enuresis secundaria.
  • Muestra aislamiento, retraimiento o inhibición
  • Disminuye su rendimiento académico

¿Qué pretendemos con el tratamiento?

Antes de iniciar el tratamiento, se hace necesaria una evaluación clínica y psiquiátrica para determinar el síndrome y distinguirlo de posibles trastornos asociados, como trastornos orgánicos, trastornos de ansiedad, trastornos del comportamiento, otros trastornos del estado de ánimo, trastornos por déficit de atención con hiperactividad, etc. El tratamiento pretende mejorar el estado de ánimo del niño y restablecer las posibles afectaciones del trastorno en su vida, como el bajo rendimiento escolar, el aislamiento social o los conflictos familiares.

¿Cómo lo hacemos?

Terapia psicológica individual

Con la terapia individual se ayuda al niño a aprender habilidades para reconocer y moderar su estado de ánimo, potenciar sus habilidades sociales para favorecer las relaciones sociales satisfactorias, habilidades de solución de problemas para afrontar los problemas cuotidianos, y se le ayuda a procesar la información de una forma más adaptativa

Terapia familiar

La terapia familiar orienta a los padres para que puedan ayudar al niño a mejorar su autoconcepto y autoestima, darle apoyo y tranquilidad y estimularlo ante sus actividades diarias.

Tratamiento farmacológico

En algunos casos es conveniente complementar el tratamiento psicológico con un tratamiento farmacológico. El equipo de psiquiatras del centro trabaja coordinadamente con el equipo de psicólogos para poder hacer una valoración diagnóstica conjunta y alcanzar los objetivos terapéuticos definidos.