↑ Volver a Terapia adultos

Consumo de sustancias

¿Qué son?

psicologos-drogas-300x200Los trastornos relacionados con sustancias incluyen los relacionados con la ingesta de una droga, su abuso, los efectos secundarios de un medicamento y/o la exposición a tóxicos. Algunas de estas sustancias son el alcohol, el tabaco, la marihuana o el cannabis, la cocaína, los alucinógenos, los opiáceos, los sedantes y los ansiolíticos.

Estos trastornos se dividen entre los que están relacionados con el consumo de estas sustancias, la propia adicción, y los que son inducidos derivados de las mismas, como la intoxicación, el síndrome de abstinencia, la ansiedad inducida por sustancias, etc.

¿Cómo los podemos identificar?

Los trastornos adictivos siguen un patrón en el que se pueden dar algunas de las siguientes características:

  • Existe tolerancia (una necesidad creciente de consumo de la sustancia)
  • Hay una dependencia psicológica
  • Presencia de síndrome de abstinencia
  • Se toma la sustancia, o se mantiene la conducta adictiva, en una cantidad superior a la que inicialmente se pretendía
  • Deseo persistente de controlar o interrumpir el consumo
  • Se dedica mucho tiempo a actividades relacionadas con la conducta adictiva
  • A pesar de tener problemas relacionados con la conducta adictiva, ésta se mantiene.
  • Se reducen la actividades sociales o recreativas importantes
  • La adicción es vivida como una obsesión
  • La adicción comporta consecuencias negativas para la propia vida y la de otros
  • Existe una falsa percepción de control sobre la conducta adictiva
  • Hay negación de la adicción o de las consecuencias negativas que comporta.

¿Qué pretendemos con el tratamiento?

La intervención en adicciones incorpora una serie de fases que acompaña al paciente, fomentando la abstinencia (total) de la sustancia o el fin de la conducta adictiva. Éstas se inician con el reconocimiento de la conducta adictiva. Se pretende restablecer el estilo de vida del paciente y buscar nuevas metas alternativas a la conducta adictiva.

¿Cómo lo hacemos?

Terapia psicológica individual

La intervención cognitiva-conductual permite evaluar las necesidades de los pacientes, su estado real respecto al cambio, y las técnicas y procedimientos terapéuticos adecuados para cada caso. De esta manera acompañamos al paciente en la fase en la que se encuentre, siguiendo el plan terapéutico que postula el modelo transteórico del cambio de Prochaska y DiClemente. En éste, incorporamos técnicas como la psicoeducación, la motivación, la concienciación, el manejo del craving (necesidad intensa de consumo), la prevención de recaída y otros.
La asistencia la hacemos individualmente y también en intervenciones grupales.

Terapia familiar

El asesoramiento familiar es básico para ayudar al paciente en su rehabilitación. Asesoramos a la familia en el proceso de tratamiento del dependiente. A la familia se la forma sobre el estadio en el que se encuentra el afectado y se orienta sobre cómo actuar y ser un elemento importante de apoyo. En la terapia familiar también se recogen las necesidades y preocupaciones de la familia, y se ayuda a disminuir la ansiedad y afrontar de forma positiva las crisis.

Tratamiento farmacológico

En algunos casos es conveniente complementar el tratamiento psicológico con un tratamiento farmacológico. El equipo de psiquiatras del centro trabaja coordinadamente con el equipo de psicólogos para poder hacer una valoración diagnóstica conjunta y alcanzar los objetivos terapéuticos definidos.