↑ Volver a Terapia adultos

Demencia

¿Qué es la demencia?

psicologos-gente-mayor-demenciaLa demencia es un trastorno que se caracteriza por múltiples déficits cognitivos, como el deterioro de la memoria, el lenguaje, las habilidades visuo-espaciales, la emoción, la personalidad y la cognición. La más común de las demencias es la de tipo Alzheimer. Ésta afecta más a mujeres que a hombres, entre un 2 y un 4% de la población de más de 65 años la sufre, incrementándose dicho porcentaje a partir de los 75 años. El elevado grado y continuidad del deterioro afecta a la autonomía personal así como a la vida familiar y social del individuo.

Tipos:

  • Demencia tipo Alzheimer
  • Demencia vascular
  • Demencia causada por traumatismo craneal
  • Demencia causada por otras enfermedades

¿Cómo la podemos identificar?

La persona puede experimentar:

  • Alteración de la memoria
  • Afasia (alteración del lenguaje)
  • Apraxia (incapacidad para realizar ciertos movimientos cuando se le indica)
  • Agnosia (incapacidad para reconocer objetos familiares)
  • Alteración en las funciones ejecutivas (deterioro en la capacidad de planificación, organización, secuenciación y abstracción)

¿Qué pretendemos con el tratamiento?

Mejorar la calidad de vida del paciente, atender los síntomas y retrasar el proceso degenerativo.

¿Cómo lo hacemos?

Terapia psicológica individual

Antes de iniciar el tratamiento es necesaria una evaluación clínica y psiquiátrica, para determinar el síndrome y distinguirlo de posibles trastornos asociados. En la demencia, el diagnóstico se hace partiendo de una exploración neurológica. Una vez identificada la fase de la enfermedad en la que se encuentra la persona se plantea una intervención con la actuación de diferentes profesionales. El tratamiento psicológico pretende ofrecer ayudas para mejorar la memoria, hacer que la persona mantenga las actividades diarias que fomenten su autonomía (como coger el autobús), realiza actividades para preservar sus funciones mentales (como leer el periódico) y crear un ambiente seguro y de enriquecimiento ambiental en el entorno familiar. La intervención con la familia es clave en el proceso terapéutico.

Tratamiento farmacológico

El tratamiento farmacológico ayuda en los procesos cognitivos de atención y memoria, además de otros problemas adicionales que se deban tratar (como la depresión, la regulación del sueño, etc.). En algunos casos es conveniente complementar el tratamiento psicológico con un tratamiento farmacológico. El equipo de psiquiatras del centro trabaja coordinadamente con el equipo de psicólogos para poder hacer una valoración diagnóstica conjunta y alcanzar los objetivos terapéuticos definidos.

Tratamiento bio/neurofeedback

El tratamiento con bio/neurofeedback es un tratamiento innovador que permite que la persona controle voluntariamente sus procesos fisiológicos ante un problema clínico. El terapeuta valorará la contribución del mismo a la mejora terapéutica. (*link tratamiento bio/neurofeedback)

Terapia grupal

Los grupos terapéuticos constituyen un tratamiento complementario al psicológico individual y al psiquiátrico. El psicólogo, según las características y necesidades del paciente, y atendiendo al aprovechamiento que considere que podría hacer del grupo terapéutico, valorará su incorporación dentro de la terapia grupal.