Inicio Blog

«

»

EL BOTE DE MAYONESA Y EL CAFÉ – Gestión del tiempo

 

Esta semana queremos compartir con vosotros la historia de un profesor de filosofía que intentaba transmitir un valioso mensaje a sus alumnos.  Esta corta lección nos invita a pensar en aquello que cada uno considera importante en la vida y a aprender a gestionar el tiempo para cumplir con las obligaciones diarias sin olvidar los “pequeños” placeres y buenos momentos que nos hacen sonreír.

 

En el siguiente artículo, Mª Teresa Mata, psicóloga y fisioterapeuta colaboradora del INSTITUT D’ASSISTENCIA PSICOLOGICA I PSIQUIATRICA MENSALUS, comparte las palabras de este profesor y nos invita a reflexionar sobre ello.

 

Un profesor, delante de su clase de filosofía, sin decir palabra, cogió un bote grande de mayonesa, y procedió a llenarlo con pelotas de golf.  Después preguntó a los estudiantes si el bote estaba lleno.

Los estudiantes estaban de acuerdo en decir que sí.  Seguidamente, el profesor cogió una caja llena de canicas y la vació dentro del bote de mayonesa. Las canicas llenaron los espacios vacíos entre las pelotas de golf.  El profesor volvió a preguntar a los estudiantes si el bote estaba lleno y ellos volvieron a contestar que sí.

Después, el profesor cogió una caja con arena y la vació dentro del bote.  Por supuesto, la arena llenó los espacios vacíos y el profesor preguntó de nuevo a los chicos si el bote estaba lleno.  En esta ocasión, los alumnos respondieron con un sí unánime.

El  profesor, rápidamente, añadió dos tazas de café al contenido del bote y, efectivamente, llenó todos los espacios vacíos entre la arena.

Los estudiantes reían en esta ocasión.  Cuando las risas terminaron, el profesor dijo:

“Quiero que todos ustedes se den cuenta de que este bote representa la vida. 

Las pelotas de golf son las cosas importantes como la familia, los hijos, la salud, los amigos, el amor y las cosas que nos apasionan.  Son cosas que, aún que todo lo demás lo perdiésemos, nuestras vidas aún estarían llenas.  

Las canicas representan el resto de cosas que nos importan, como el trabajo, la casa, el coche, etc.  

La arena es todo lo demás, las pequeñas cosas.

Si pusiéramos la arena primero en el bote, no habría lugar para las canicas ni para las pelotas de golf.  Lo mismo pasa con la vida. Si utilizáramos todo nuestro tiempo y energía para las cosas pequeñas, nunca tendríamos sitio para las cosas realmente importantes.

Prestad atención a las cosas que son cruciales para vuestra felicidad.  Jugad con vuestros futuros hijos, daros tiempo para ir al médico, ir con vuestra pareja a cenar, practicad vuestro deporte favorito.  Siempre habrá lugar para limpiar la casa o para arreglar la llave del agua…Ocuparos de las pelotas de golf primero, de las cosas que realmente importan. Estableced vuestras prioridades, lo demás solo es arena”.

 

Uno de los estudiantes levantó la mano y preguntó qué representaba el café.  El profesor sonrió y dijo:

 “Me alegra que hagas esta pregunta.  Solo intentaba demostraros que no importa cuanto de ocupada pueda parecer vuestra vida, siempre hay lugar para un par de tazas de café con un amigo”.

 

 

¿Qué nos intenta transmitir esta historia?

Esta lección nos ayuda a recordar cómo de importantes son “las pelotas de golf” en la vida.  En ocasiones olvidamos por completo que las tenemos, o al menos, que están por delante del resto de “arena”.  No siempre organizamos el tiempo como quisiéramos, ni logramos complacer a los demás ni a nosotros mismos como desearíamos, pero sí podemos ser conscientes de nuestras limitaciones y gestionar de la mejor forma posible las 24 horas de la jornada, recordando cuáles son aquellas cosas importantes que queremos tener en cuenta en nuestra vida.

 

Y concretamente, ¿la última frase?

La última frase (“no importa cuanto de ocupada pueda parecer vuestra vida, siempre hay lugar para un par de tazas de café con un amigo”) nos invita a reflexionar sobre una interesante cuestión: ¿Cuantas veces surgen “imprevistos” que impiden hacer aquella “taza de café” que tanto deseamos pero siempre posponemos?

Cada uno de estos imprevistos se suma al anterior y nos aleja de momentos de disfrute como el de la compañía de un viejo amigo o incluso, de alguien que tenemos diariamente a nuestro lado pero con quien nunca buscamos el tiempo para sentarnos con calma y conversar.  El día que conseguimos tomar aquella taza de café,  posiblemente, nos percatamos de la importancia de ese momento.

 

¿Qué podemos hacer para mejorar la gestión de nuestro tiempo?

Para empezar, es importante marcarnos objetivos realistas y cargar nuestras agendas de un modo razonado y previamente estudiado, teniendo en cuenta, no únicamente las tareas que anotamos en sí (habitualmente tareas relacionadas con el trabajo, los estudios, temas de tipo administrativo, etc.), también todas esas otras tareas que forman parte de nuestro día a día e integramos como rutinarias (tareas del hogar, actividades hijos, etc.), así como los momentos de descanso y ocio que necesitamos.  Cuando hablamos de objetivos realistas, nos referimos a objetivos que nos permitan actuar de un modo saludable y funcional, de lo contrario, quizás consigamos el objetivo pero paralelamente exista un desgaste físico y psicológico que no nos permita estar bien.  Por otro lado, si los objetivos son demasiado altos y no conseguimos llegar a ellos, puede que aparezcan sentimientos de frustración al no haber logrado dicha meta.

Un modo de empezar a organizar objetivos es realizando una lista de tareas y marcarlas por colores según su prioridad.  Además, puede resultar de gran utilidad, por muy obvio que nos parezca, señalar cuánto tiempo estimamos que ocupará cada una de las tareas.  En ocasiones, cargamos la agenda teniendo en cuenta el número de tareas diarias, pero terminamos por no sumar el número de horas que éstas conllevan, además de no tener en cuenta el resto de horas necesarias para realizar tareas del hogar, descansar, etc. (recomendamos también contar físicamente estas horas).

Por supuesto, utilizar agenda y calendario es esencial, programando, si es posible, las tareas con un mínimo de una semana de antelación.  El hecho de anotar las actividades nos libera de ellas, no nos obliga a mantenerlas en mente por miedo a olvidarnos, y con ello, se reduce la posible ansiedad que genera el pensamiento de “tengo que hacer esta entrega”, “no me puedo olvidar de llevar estos papeles la semana que viene”, “tengo que contactar con este trabajador el lunes”, etc.

Además, también recomendamos separar las tareas según el contexto y espacio.  Por ejemplo, si se trata de tareas del hogar, podemos recordarlas (Ej. la compra) en un sitio visible como la nevera.  Si se trata de tareas del trabajo, podemos dejar anotadas fechas de entrega, envío de correos electrónicos, llamadas, etc. en un espacio ubicado en nuestra mesa de trabajo, pero, en este caso, no colgar un “pósit” en la nevera de casa que diga: “Jueves entregar proyecto”.  El separar las tareas según el contexto nos permite desconectar de otros contextos y concentrarnos en el que nos encontramos.

 

Mª Teresa Mata

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. VICENTE PEREZ

    muy bueno, a mi, que estoy jubilado, creo que me servirá para recapacitar
    sobre como emplear esos tiempos libres tan numerosos que ahora tengo..
    gracias por la orientacion

    un saludo

  2. Mª Teresa Mata

    Gracias Vicente.

    Con la jubilación empieza una nueva etapa , y como dices, “tiempos libres” que gestionar. Te animo a que la reflexión te ayude a vivir esos “tiempos” de un modo saludable y constructivo, adaptando el nuevo ritmo y contenido a tus necesidades.

    Mª Teresa.

  3. angel

    A veces las cosas simples son las que mas nos hacen pensar y recapacitar. Aquello que parece evidente, no siempre lo es tanto…..Cuesta tanto llenar el bote…..

  4. Mª Teresa Mata

    Buenos días Angel,

    Los cuentos “psicoterapéuticos” y las historias como la que hemos mostrado, son una gran herramienta para reflexionar. Personalmente recomiendo ver un corto que hace tiempo publicamos en el Blog:

    http://www.mensalus.es/blog/el-circo-de-la-mariposa-una-extraordinaria-historia-sobre-la-capacidad-de-superacion/

    En mi opinión, es una gran historia que también invita a reflexionar sobre la vida, las cosas importantes, los retos, la capacidad de automotivación y superación para conseguirlos, etc.

    Mª Teresa.

  5. imma Jaqnsa

    Es cert , fa molt q pensar !!! gràcies!!

  6. Mª Teresa Mata

    M’alegro que hagi despertat la teva reflexió.

    Gràcies i salutacions.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>