Inicio Blog

«

»

MÁSTER DE PRÁCTICA CLÍNICA EN PSICOTERAPIA. La formación a través del visionado de casos reales: la esencia de la terapia en directo

visionado directo2La puesta en escena pone de manifiesto las habilidades y dificultades que todo profesional puede encontrar cuando se sienta delante de un paciente.  Por este motivo, hacerlo de la mano de otros psicólogos expertos es una buena forma de introducirse profesionalmente en el ámbito asistencial bajo la máxima supervisión y seguridad”.

Esta semana, Sònia Algueró, Directora Técnica del INSTITUT D’ASSISTENCIA PSICOLOGICA I PSIQUIATRICA MENSALUS, nos habla sobre la importancia de definir el propio estilo  profesional y resalta la riqueza del visionado de casos en directo.

 ¿Qué ofrece a los psicólogos el visionado de casos reales y en directo?

Ver pacientes en directo es el primer paso para ordenar el conocimiento y estructurarlo.  La posición de “espectador” permite al psicólogo plantear cuestiones que ponen de manifiesto su propio estilo profesional (“¿qué haría yo si estuviera en el lugar del terapeuta?”), hacer preguntas que despiertan hipótesis (“según lo que el terapeuta ha explorado parece que la hipótesis diagnóstica podría ser “X””), formular reflexiones que evidencian dificultades propias del proceso (“parece que con este paciente resulta especialmente difícil establecer una buena alianza”), etc.

En definitiva, ver casos en directo ofrece la oportunidad de realizar planteamientos sobre el proceso terapéutico y sobre el rol profesional que dan forma al “yo psicólogo”.

 

¿Qué más aporta la psicoterapia en directo?

Algo fundamental: diversidad.  Visionar casos en un instituto psicológico y psiquiátrico compuesto por todo un equipo de especialistas, muestra la diversidad de pacientes que llegan a una consulta.

Vivir justamente como espectador un amplio abanico de motivos de consulta, diferentes estados del proceso terapéutico, tipos de demanda, historias de vida, síntomas, estilos de personalidad, técnicas aplicadas, etc., permite al psicólogo poner orden todos los temas aprendidos durante la carrera y buscar una estructura (como si se tratara de un manual) que ofrezca un sentido práctico a su conocimiento.

Por otro lado, sentir qué aspectos del proceso terapéutico o específicos de aquel paciente pueden resultar complicados, o con cuáles desenvolverse especialmente bien, son cuestiones que ayudan a verificar el propio estilo profesional.

 

¿Qué más hace falta para verificar el propio estilo profesional?

 Aplicar los contenidos, darles forma, experimentar y rectificar, son los elementos básicos que construyen la práctica psicoterapéutica y aportan un autoconocimiento básico, no únicamente a nivel profesional, también a nivel personal.

En el caso del Máster de Práctica Clínica en Psicoterapia que ofrece Institut  Mensalus, esta experimentación es progresiva.  Primero el psicólogo es un espectador activo (discute con el grupo aquello que ha observado), después pasa a ocupar la figura de coterapeuta (acompaña al terapeuta en las sesiones llevando, juntos, un proceso terapéutico con un paciente) y finalmente él ocupa la posición de terapeuta (inicialmente en pareja y posteriormente solo, siempre bajo la supervisión del equipo de formación). Estas intervenciones son grabadas para poder observarse y rectificar los errores.

Perder el miedo escénico, resolver dudas, poner en marcha habilidades individuales visibles en la praxis semanal, etc.; todo ello verifica el propio estilo profesional.  La clave es encontrar un estilo genuino y no copiar el de otros.

 

¿Cómo puede ayudar al psicólogo el hecho de observar otros estilos profesionales?

El visionado de casos en directo permite descubrir distintos perfiles profesionales y cómo todos ellos persiguen un mismo objetivo: la mejoría del paciente del modo más eficiente posible.

El psicólogo que visiona casos disfruta de la riqueza de la diversidad terapéutica dentro de un marco integrador.  El enfoque integrador en el que se basa la práctica psicoterapéutica del Institut Mensalus se fundamenta en unos principios comunes compartidos por todas las teorías y orientaciones.  Así pues, sea cuál sea el tipo de intervención que los terapeutas lleven a cabo, siempre estará sustentado por estos principios.

Conocer la diversidad terapéutica dentro del marco integrador alienta a todos aquellos psicólogos que, al inicio de su trayectoria, buscan  la definición de su perfil.

 

Nos hablabas de la importancia de crear un estilo terapéutico genuino, ¿cómo lo consiguen los terapeutas?

El estilo genuino surge como resultado de todo el proceso que hemos explicado.  Las emociones que despierta la experiencia (en el caso de la formación, fruto del visionado de casos y la práctica supervisada) definen qué estrategias se adecuan más al propio perfil (“me siento más cómodo con “X” técnicas u “X” tipo de intervención”).

Uno empieza con una mochila repleta de conocimientos “de libro” y termina con una mochila llena de conocimientos propios (adaptados al estilo de intervención genuino).

Muchas gracias Sònia.

Entrevista realizada por Mª Teresa Mata.

LA 6ª EDICIÓN DEL MÁSTER DE PRÁCTICA CLÍNICA EN PSICOTERAPIA TENDRÁ SU INICIO EL PRÓXIMO 28 DE SEPTIEMBRE 2015.

 

sonia-alguero