Inicio Blog

«

»

Habilidades Sociales y Aprendizaje

Habilidades Sociales y Aprendizaje

El manejo de las habilidades sociales entre iguales permite conocernos a nosotros mismos, conocer  a los demás,  estar en contacto con intereses y deseos, alcanzar objetivos, así como defender nuestros derechos.

Esta semana, Alejandra Escura y Mireia Garibaldi, psicólogas del INSTITUT D’ASSISTENCIA PSICOLOGICA I PSIQUIATRIA MENSALUS, nos hablan sobre el aprendizaje de las habilidades sociales y el impacto que tienen sobre nuestro autoconcepto.

Habilidades sociales y relaciones interpersonales

 

Podríamos definir las Habilidades Sociales como un conjunto de destrezas sociales (comportamientos adquiridos y aprendidos) necesarias a la hora de relacionarnos con otras personas.

Las habilidades sociales son hábitos conductuales pero también están interrelacionados con nuestros pensamientos y emociones, los cuales nos permiten comunicarnos con los demás de una forma eficaz, mantener relaciones interpersonales satisfactorias, sentirnos bien con nosotros mismos y con nuestro entorno, obtener lo que deseamos y queremos, poder expresar y recibir opiniones, así como defender y respetar los derechos personales de un modo adecuado, aumentando la probabilidad de reforzamiento y disminuyendo la probabilidad de problemas y consecuencias negativas, tanto a corto como a largo plazo.

Habilidades sociales y aprendizaje

 

Las habilidades sociales no se heredan, sino que se aprenden. No son un rasgo de personalidad, sino un patrón de conductual específico utilizado en situaciones sociales concretas.

Algunas habilidades son el resultado de un aprendizaje por experiencia directa, es decir, a través de situaciones vividas en primera persona que nos demuestran su utilidad y éxito al relacionarnos con los demás.

Otras habilidades son destrezas aprendidas por observación. Son habilidades que vemos en las personas de nuestro entorno (amigos, familia, escuela, instituto, entorno laboral, etc.) y que nos llaman la atención y nos llevan a decidir si queremos adquirirlas como propias o, por el contrario, desecharlas.

Las habilidades sociales también pueden ser aprendidas a nivel verbal o instruccional. En este caso no se produce un aprendizaje directo, pero son fundamentales, ya que son aquellas instrucciones sociales que desde la niñez nos han dicho o nos han enseñado. Este método de aprendizaje se realiza por medio de preguntas, instrucciones, incitaciones, explicaciones o sugerencias verbales.

Finalmente, también existe un aprendizaje por feedback, el cual consiste en tomar el punto de vista social y psicológico cuando compartimos observaciones, preocupaciones o sugerencias, con la intención de recabar información a nivel individual o colectivo.

¿Por qué es importante tener habilidades sociales?

 

Las habilidades sociales son fuente de bienestar. Su uso nos permite alcanzar deseos y defender nuestros derechos (por ejemplo, cuando otros no los respetan). Desarrollar habilidades sociales satisfactorias promueve una mayor empatía y capacidades relacionadas con la adopción de distintos roles y perspectivas. Esto nos convierte en personas flexibles y resolutivas. En otras palabras, en personas inteligentes emocionalmente.

Habilidades sociales y autoestima

 

La puesta en marcha de las habilidades sociales permite conocernos a nosotros mismos y a  los demás. En la interacción con el entorno uno aprende quién es, qué le define, cuáles son sus valores, qué pensamientos y sentimientos se generan dependiendo del contexto, qué papel juega él en cada situación,  etc. La interacción ofrece información sobre uno mismo, sobre la identidad. Nuestro modo de relacionarnos nos define.

Las relaciones interpersonales dan sentido a nuestro autoconcepto, explican qué nos mueve y cómo nos movemos. Las habilidades sociales son el pasaporte para construir un autococepto sano repleto de capacidad por conectar con los demás y satisfacer las propias necesidades. Así mismo, percibir un mayor apoyo emocional fruto de la interacción con los demás promueve situaciones de alianza, intimidad, ayuda, compañía, diversión, aumento de valores y algo fundamental: sentimiento de pertenencia al grupo. Por todo ello, las habilidades sociales son sinónimo de autoestima.

Las habilidades sociales en el Institut Mensalus

Desde el Institut Mensalus trabajamos las habilidades sociales en terapia individual y grupal (dentro de los grupos terapéuticos y cursos/talleres vivenciales). Concretamente, el entrenamiento grupal permite sacar a la luz destrezas en vivo gracias a la experiencia real que proporcionan las dinámicas y ejercicios. Especialmente, el feedback que ofrecen los participantes, es una herramienta altamente poderosa para comprender qué dificultades aparecen dentro y fuera de cada sesión y promover así cambios funcionales.

Habilidades Sociales para Niños

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>