Inicio Blog

«

»

Mindfulness para la Ansiedad y el Estrés

 

Mindfulness

La ansiedad suele caracterizarse por una relación de evitación con la experiencia interna de miedo. La práctica de mindfulness facilita mantener una relación inteligente con la experiencia interna incómoda.

Esta semana, Pilar Hurtado, psicóloga del INSTITUT D’ASSISTENCIA PSICOLOGICA I PSIQUIATRIA MENSALUS, nos habla sobre el estrés y la ansiedad desde la práctica del mindfulness.

Mindfulness y ansiedad

 

Kabat-Zinn, médico internacionalmente conocido por haber desarrollado el programa de Reducción del Estrés Basado en la Atención Plena, nos señala que el estrés que experimentamos está relacionado con nuestras reacciones automáticas inconscientes, sobre todo cuando estamos atrapados en el hábito de reaccionar de manera inadaptada y de interpretar las circunstancias como amenazantes sin serlo.

Estas reacciones nos impiden ver con claridad, resolver los problemas con creatividad y expresar de manera eficaz nuestras emociones cuando necesitamos comprender qué ocurre en nuestro interior o comunicarnos con los demás. La práctica de estar atentos y no reactividad a nuestra experiencia interna nos ayuda a desautomatizar este piloto automático.

Ansiedad y miedo

 

La ansiedad suele caracterizarse por una relación de evitación con la experiencia interna de miedo. La práctica de mindfulness nos permite desarrollar una relación sabia con esta experiencia interna incómoda. Observar el miedo, la ansiedad y el pánico con una conciencia centrada en el presente, aceptación y autocompasión promueve la libertad y una mayor flexibilidad en nuestra conducta.

Así pues, en los procesos de ansiedad, la atención se suele centrar en determinados aspectos de la experiencia interior, tal vez pensamientos angustiosos o sensaciones físicas, junto con una tendencia a orientarse al futuro y a preocuparse por daños potenciales. Además, es frecuente una interpretación de amenaza en ausencia de un peligro real y hay distorsión de la magnitud de la amenaza mediante la catastrofización (pensar en “lo peor de lo peor” que puede llegar a suceder).

El miedo psicológico suele estar centrado en algo que podría pasar, en algo que pasó y podría volver a ocurrir, pero no en algo que está sucediendo en este momento. La mente puede desbordarse en un intento continuo de control, planificación, previsión, revisión y discrepancia entre lo que debería ser y lo que es.

Evitar aquello que tememos

La evitación supone suprimir la experiencia interna y externa en un intento de control y de eliminar el malestar. Sin embargo, la investigación ha demostrado que este intento implica una amplificación del malestar. Por este motivo, aparece la necesidad de buscar estrategias alternativas que nos faciliten el “entrar en contacto” y mantener una relación funcional con la experiencia incómoda.

Prácticas de Mindfuless para la ansiedad y el estrés

 

El MBSR (Mindfulness Bases Stress Reduction) es el programa creado por Jon Kabat-Zinn en 1979 en la Clínica de Reducción de Estrés de la Facultad de Massachussets dirigido a reducir el estrés ligado a nuestro estilo de vida. En su momento, supuso una revolución y fue muy innovador al integrar el enfoque mente-cuerpo y desarrollar evidencia científica sobre el impacto de los factores mentales y emocionales.

Actualmente es incuestionable que la forma en que pensamos y el modo en que nos comportamos tienen un efecto (tanto positivo como negativo) muy importante en nuestra salud física y en nuestra capacidad de recuperarnos de la enfermedad, y también de vivir una vida más plena y satisfactoria aunque estemos inmersos en la enfermedad, en el dolor y en un estilo de vida estresante.

Este programa se ha adaptado y replicado en el ámbito de la salud, de la educación, de la empresa y del crecimiento personal en diferentes formatos tanto de sesiones, objetivos, tiempo de las prácticas de meditación y psicoeducación adaptada a la población y a los objetivos. Se han denominado Intervenciones Basadas en Mindfulness (MBI).

Entre las prácticas que se entrenan es estos programas destacan la atención a la respiración, el escáner corporal, la meditación a conciencia abierta, la meditación sedente (atención a las sensaciones del cuerpo, a los sonidos, a los pensamientos), meditación caminando, llevar la atención mindful a las actividades de la vida diaria, etc.

La práctica del Mindfulness precisa de entrenamiento. En el caso de los pacientes que sufren estrés y ansiedad recomendamos realizar sesiones individuales para facilitar esta tarea. En referencia a ello, Beatriz Rodríguez Vega afirma que es necesario diferenciar entre estar con una experiencia estresante frente al estado de estrés fuera de “la ventana de tolerancia emocional” donde se pierde la conciencia mindful. Es importante detectar el estado de hiperactivación o hipoactivación en el que nos encontramos y aprender a volver a la ventana de tolerancia donde es posible recuperar la calma y procesar de manera adecuada la información. Desde el trabajo en Minfulness guiamos a la persona para conseguirlo.

Programa de entrenamiento en Mindfulness 

 

Habilidades Sociales para Niños

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>