TÉCNICA DE LAS ESCULTURAS. ENTREVISTA A MARTA GÓMEZ.

 

Las técnicas psicodramáticas (drama = acción) son un elemento complementario a la intervención verbal en psicoterapia.  Todas ellas se caracterizan por aportar un riquísimo instrumental a los tratamientos psicológicos al ofrecer, por medio del movimiento y la acción, otra vía de acceso a la psique humana.  Las técnicas psicodramáticas permiten trabajar de un modo distinto a nivel emocional, agilizando así el tratamiento y ofreciendo muchas veces  resultados más rápidos.  Entre ellas destaca la técnica de las esculturas, una técnica que se fundamenta en el modelado o esculpido de los cuerpos de los sujetos que acuden a sesión, y que ofrece información muy interesante sobre las relaciones existentes en un sistema.

En la siguiente entrevista, Marta Gómez, psicóloga colaboradora del INSTITUT D’ASSISTENCIA PSICOLOGICA I PSIQUIATRICA MENSALUS, nos habla sobre esta técnica tan especial.

 

¿En qué consiste la técnica de las esculturas?

 

La técnica de la escultura es una técnica psicodramática que tiene su origen en las técnicas de expresión o técnicas no verbales.  La escultura pretende limitar la descripción verbal de un problema concreto, indagando sobre cuáles son las emociones o procesos internos que se están movilizando para producir la situación problemática.  Es una técnica que proporciona mucha información acerca de la interpretación y vivencia de las personas en sus relaciones, así como de las alianzas y vínculos existentes en el sistema (pareja o familia), los mecanismos de interacción, etc.  Por otro lado, posibilita trabajar gran cantidad de aspectos tales como la toma de conciencia sobre el estado en el que se encuentra la relación, la detección de emociones, la empatía con la otra persona, la búsqueda de alternativas de cambio, etc.

Es una técnica postural.  Con ella conseguimos el 100 % de la comunicación, es decir, todo aquello que dicen y no dicen las personas que la realizan; para expresarlo de un modo conciso, diríamos que la escultura trabaja el “te digo sin decir”.

¿Cuándo se utiliza una escultura?

 

Esta técnica se utiliza cuando en una pareja o en una familia queremos observar qué tipo de relaciones y vínculos existen entre ellos.  Las esculturas muestran toda una serie de información sobre estos sistemas y facilitan la elaboración de un trabajo a nivel emocional que, en muchos casos, se ve dificultado.  En ocasiones, en las parejas y las familias, resulta difícil entenderse y empatizar con el otro.  Al trabajar de un modo postural, entra en juego la comunicación no verbal, y se facilita aún más la expresión de emociones, el conocimiento de la situación que se está viviendo y de todos aquellos pasos necesarios para iniciar un cambio.

En definitiva, las esculturas están indicadas para explorar y ampliar más información sobre los problemas relacionales de un sistema y también constituyen una técnica eficaz para trabajar la empatía y la comprensión de los demás, la atribución interna del cambio y la búsqueda de soluciones.

¿Cómo se realiza esta técnica?

El terapeuta pide a las personas que van a participar que, de forma individual, realicen una representación de su situación o momento actual con la otra u otras personas.  Se pide a cada miembro que imagine que es escultor y piense en cómo moldear las figuras (él y los demás).  El que en un primer momento adopte el papel de escultor, va a utilizar los cuerpos del sistema a trabajar, moldeando las posturas, los gestos, las expresiones, las distancias y los contactos, hasta que toda la figura muestre la percepción subjetiva del sistema (pareja o familia).  La persona o personas moldeadas, intentarán sentir los pequeños cambios que se vayan produciendo en su posición, hasta que el escultor decida que la escultura está terminada.  El propio escultor, finalmente, también adoptará una posición, expresión, gesticulación, etc. concreta.  La escultura va a ser estática y se dedicará tiempo a vivenciar las posiciones, detectando qué sensaciones surgen desde la escultura, y tomando consciencia de lo que implica cada posición de la figura.

Por tanto, se van a diferenciar dos momentos: el de creación de la escultura y el de conexión con la vivencia que desprende.

Nos has hablado principalmente de este primer momento, el momento de creación ¿Qué sucede después de él?

En este segundo momento, el momento de conexión con la vivencia que desprende la escultura, existen toda una serie de técnicas que el terapeuta va a utilizar.

Cuando las personas estén situadas en la escultura, el terapeuta les preguntará cómo se sienten en esa posición, qué les dice o transmite dicha posición (ejemplo: “me siento incómodo”).  Posteriormente, toda esta información se irá contrastando con las relaciones existentes en dicho sistema.  Otra técnica que frecuentemente se utiliza es el cambio de roles.  Cada miembro se situará en el lugar del otro (por ejemplo la mujer adoptará la posición que representa la escultura del marido y viceversa) y manifestará nuevamente cómo se siente desde dicha posición; éste es un gran ejercicio para trabajar la empatía.

Es posible que los miembros vean las esculturas del mismo sistema de manera distinta, pero a través de la diversidad de visiones se conseguirá una toma de conciencia del punto de vista del otro y la comprensión de la subjetividad del que la realiza.  Siempre, antes de terminar la sesión, se ofrece la posibilidad de explicar, interpretar, y reformular los aspectos de la escultura.

Así pues, la técnica de la escultura sirve para obtener información, redefinir el problema y trabajar el cambio terapéutico.  En todo sistema, la posición de uno implica la posición del otro, y el cambio que pueda hacer uno, implicará un cambio por parte del otro.

¿Es posible realizar la escultura de un único cuerpo?

 

Sí.  Puede realizarse la escultura de un único cuerpo, pidiendo a la persona que exprese, a través de una figura postural, cómo se siente en un momento o situación determinada (por ejemplo, al trabajar conjuntamente con su jefe).

Muchas gracias Marta.

Entrevista realizada por Mª Teresa Mata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>