Control de impulsos

¿Qué son?

psicologos-control-impulsosEl control de los impulsos nos permite vivir en sociedad, cumplir leyes y respetarnos los unos a los otros, por lo que una alteración en el manejo de los mismos nos perjudica a nivel personal y dificulta nuestras relaciones sociales. Las personas que tienen dificultades para controlar sus impulsos se ven incapaces de resistirse a un impulso, un deseo o la tentación de llevar a cabo un acto que los puede perjudicar a ellos personalmente o a otras personas. Tienen una elevada prevalencia, algunos de ellos, como el del “juego patológico” son frecuentes entre un 0,5 y 2,5% en la población adulta.

Tipos:

  • Trastorno explosivo intermitente (la persona tiene episodios donde no puede controlar los impulsos agresivos)
  • Cleptomanía (impulso de robar objetos no necesariamente necesarios o de valor)
  • Piromanía (fascinación por el fuego y gratificación en provocarlo)
  • Juego patológico o ludopatía (la persona tiene un comportamiento de juego desadaptativo, persistente, que va en aumento y produce una disfunción social, familiar y económica)
  • Tricotilomanía (falta del control de impulsos de arrancarse los pelos)

Con las nuevas tecnologías observamos otras afectaciones por la falta de control de impulsos, como:

  • La adicción a Internet
  • La adicción a teléfonos móviles
  • Etc.

¿Cómo los podemos identificar?

En los trastornos del control de impulsos la persona experimenta, respecto sl impulso:

  • Acciones irresistibles: No puede resistirse a llevar a cabo acciones que puedan ser perjudiciales para él o para los demás (impulsos de ira, robo, juego, tricotilomanía)
  • Antes de llevar a cabo la acción se produce cierto grado de tensión emocional.
  • Al realizar la acción la persona experimenta placer o liberación

Pueden haber sentimientos de culpa o arrepentimiento después de la acción

También puede observarse en el estado general de la persona:

  • Preocupaciones, inquietud
  • Irritabilidad, evasión de los problemas, malestar emocional, etc.

¿Qué pretendemos con el tratamiento?

El tratamiento de este trastorno pretende que la persona aprenda a controlar los impulsos que le llevan a perjudicarse a si misma y a los demás, y tratar posibles áreas que hayan podido quedar afectadas.

¿Cómo lo hacemos?

Terapia psicológica individual

Antes de iniciar el tratamiento ees necesaria una evaluación clínica y psiquiátrica, para determinar el síndrome y distinguirlo de posibles trastornos asociados. En este tipo de trastornos es especialmente importante, ya que muchos trastornos psiquiátricos incorporan la pérdida del control de impulsos como sintomatología propia.

El tratamiento psicológico sigue una línea cognitiva-conductual. Inicialmente se pretende que la persona autoevalúe el grado de perjuicio del acto cometido hacia él o hacia los demás, autoobserve el impulso que lo desencadena, las sensaciones físicas, los pensamientos asociados, etc. Después de un riguroso análisis se entrena a la persona en técnicas psicológicas para controlar la impulsividad y desarrollar formas más adaptadas para afrontar aquellas situaciones.

Tratamiento farmacológico

En algunos casos es conveniente complementar el tratamiento psicológico con un tratamiento farmacológico. El equipo de psiquiatras del centro trabaja coordinadamente con el equipo de psicólogos para poder hacer una valoración diagnóstica conjunta y alcanzar los objetivos terapéuticos definidos.

Tratamiento bio/neurofeedback

El tratamiento con bio/neurofeedback es un tratamiento innovador que permite que la persona controle voluntariamente sus procesos fisiológicos ante un problema clínico. El terapeuta valorará la contribución del mismo a la mejora terapéutica. (*link tratamiento bio/neurofeedback)

Terapia grupal

Los grupos terapéuticos constituyen un tratamiento complementario al psicológico individual y al psiquiátrico. El psicólogo, según las características y necesidades del paciente, y atendiendo al aprovechamiento que considere que podría hacer del grupo terapéutico, valorará su incorporación dentro de la terapia grupal.

Mensalus. Psicólogos Barcelona

Solicite una consulta

Teléfono: 932 371 916