PROBLEMAS DE LA ELIMINACIÓN

¿QUÉ SON LOS TRASTORNOS DE LA EXCRECIÓN?

Los trastornos de la excreción se dan cuando no se han logrado los hitos evolutivos basados en el control de esfínteres, ya sea el control de orina y/o el control de las heces, de manera que se producen emisiones voluntarias o involuntarias de orina (enuresis) o heces (encopresis) en sitios inapropiados, causando un gran malestar y la necesidad de intervención terapéutica. Para considerarse disfuncional tenemos que considerar que la edad debe ser superior a la correspondiente del niño para haber superado la incontinencia, a partir de los 4 años en el caso de la encopresis, y los 5 años en el caso de la enuresis.

Tipos:

  • Enuresis
  • Encopresis

¿CÓMO LO PODEMOS IDENTIFICAR?

Cuando se observa que el niño emite repetidamente heces u orina en sitios inadecuados y tiene una edad en la cual ya debería tener control de sus esfínteres. Este hecho se debe dar con cierta frecuencia y debe generar malestar, interfiriendo de forma negativa en las actividades del niño.

OBJETIVOS DE LA INTERVENCIÓN

En la encopresis, pretendemos prevenir el estreñimiento y establecer unos buenos hábitos de defecación, de manera que el niño pueda tener el control tanto diurno como nocturno de la excreción. En el caso de enuresis, se pretende el control urinario y el afrontamiento positivo de los factores que la mantienen, consiguiendo del mismo modo el control diurno y nocturno.

detectar la depresión

¿CÓMO TRABAJAMOS?

EVALUACIÓN PERSONALIZADA

En primer lugar, se lleva a cabo una evaluación psicológica del caso mediante distintos instrumentos (entrevistas, tests y cuestionaros estandarizados, observación clínica, etc.) para poder establecer el diagnóstico para, posteriormente, establecer los objetivos personalizados que se pretenden alcanzar con la intervención.

TERAPIA PSICOLÓGICA INDIVIDUAL

En la intervención de la encopresis, nos basamos en el entrenamiento en hábitos de control de esfínteres, un tratamiento dietético y psicoterapia para reducir los sentimientos de vergüenza y culpabilidad, muy habituales en este tipo de casos. En el tratamiento de la enuresis, se utilizan tratamientos conductuales para ayudar al niño en la retención voluntaria, mediante aparatos de alarma y ejercicios de esfínteres. Se pueden añadir tratamientos complementarios como la desensibilización de miedos o terapias de juego en la expresión de conflictos.

INTERVENCIÓN FAMILIAR

Para abordar esta problemática se orienta a la familia sobre cuáles son y cómo seguir las estrategias terapéuticas que ayudarán al niño en el adecuado control de esfínteres. Se hace un seguimiento de las mismas así como de los resultados obtenidos.

COORDINACIÓN INTERPROFESIONAL

Se llevan a cabo coordinaciones con la escuela en el caso que sea necesario según la problemática, de manera que se realiza un trabajo conjunto con maestros, profesores y otros profesionales implicados en la tarea educativa del niño, como psicopedagogos, orientadores, profesores de educación especial, etc. Asimismo, también se llevan a cabo coordinaciones con otros profesionales implicados en el bienestar del niño, como pueden ser logopedas, psiquiatras, etc.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

En algunos casos es conveniente complementar el tratamiento psicológico con un tratamiento farmacológico. El equipo de psiquiatras del centro trabaja coordinadamente con el equipo de psicólogos para poder hacer una valoración diagnóstica conjunta y alcanzar los objetivos terapéuticos definidos.

PSICÓLOGOS: PROBLEMAS DE LA ELIMINACIÓN

Puedes consultar nuestro equipo de psicólogos.

CONTACTAR

    Nombre *

    Correo electrónico *

    Teléfono

    Mensaje *