Inicio | Asistencia | Psicología infanto/juvenil Terapia familiar | Trastornos de la conducta alimentaria

Trastornos Alimentario y de la Ingestión de Alimentos

¿QUÉ SON LOS TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA?

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son un grupo heterogéneo de patologías que se manifiestan con alteraciones físicas relacionadas con el peso y la imagen corporal que conducen a graves problemas físicos y psicológicos. Son trastornos que producen graves consecuencias en la salud de quien lo padece, afectando también el funcionamiento psicológico y social de la persona y, por tanto, en su relación con el entorno. La adolescencia supone una etapa de riesgo para los TCA, pero pueden aparecer a cualquier edad.

Tipos:

  • Anorexia nerviosa
  • Bulimia nerviosa
  • Pica
  • Trastorno de Rumiación,
  • Trastorno de Evitación/Restricción de la ingestión de alimentos
  • Trastorno de Atracones

¿CÓMO LO PODEMOS IDENTIFICAR?

Observación de las siguientes manifestaciones:

Anorexia nerviosa

  • Restricción persistente de la ingesta de comida, peso significativamente bajo el cual se define como un peso que es inferior al mínimo normal o, en niños y adolescentes, inferior al mínimo esperado.
  • Miedo intenso a ganar peso o a engordar.
  • Distorsión de la imagen corporal, pudiendo llegar a desarrollar una visión distorsionada de su cuerpo, viéndose con sobrepeso cuando en realidad presentan infrapeso.

Bulimia nerviosa

  • Episodios recurrentes de atracones. Un episodio de atracón se caracteriza por la ingestión de una cantidad de alimentos que es claramente superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un periodo similar en circunstancias parecidas y la sensación de falta de control sobre lo que se ingiere durante el episodio.
  • Comportamientos compensatorios inapropiados recurrentes para evitar el aumento de peso, como el vómito autoprovocado, el uso incorrecto de laxantes, diuréticos u otros medicamentos, el ayuno o el ejercicio excesiv

Pica

Las personas con pica ingieren regularmente sustancias que no son alimentos (como papel, barro, suciedad o cabello). En niños menores de 2 años, este comportamiento es considerado dentro del desarrollo normal.

Trastorno de rumiación

Es la conducta repetida de regurgitación de alimentos, los alimentos regurgitados se pueden volver a masticar, a tragar o se escupen.

Trastorno de Evitación/Restricción de la ingestión de alimentos

Consiste en la falta de interés por comer o alimentarse, evitan ingerir ciertos alimentos y/o comen una cantidad muy reducida de alimentos. Las personas que lo padecen muestran una gran preocupación ante las consecuencias repulsivas que les genera la acción de comer.

Trastorno por atracón

Se caracteriza por episodios frecuentes de atracones en los cuales la persona presenta una pérdida de control de la ingesta de comida y no puede parar de comer a pesar de querer hacerlo. Además, suelen presentar una serie de hábitos alimenticios identificables como comer muy rápido, comer cuando no tienen hambre y continuar haciéndolo incluso cuando están llenos. Tras los episodios de atracón experimentan sentimientos de culpabilidad y vergüenza.

OBJETIVOS DE LA INTERVENCIÓN

Los Trastornos de la conducta alimentaria no tienen un tratamiento único ni estandarizado por los que es necesarios adaptarlo a cada persona. De manera global existen unos objetivos claros como conseguir que la persona restaure un peso normalizado y óptimo, trabajar la conciencia de enfermedad, modificar las actitudes y creencias alteradas sobre la comida, el peso y la imagen corporal y mejorar la sintomatología asociada (depresión, ansiedad, baja autoestima, etc.).

detectar la depresión

¿CÓMO TRABAJAMOS?

EVALUACIÓN PERSONALIZADA

En primer lugar, se lleva a cabo una evaluación psicológica del caso mediante distintos instrumentos (entrevistas, tests y cuestionaros estandarizados, observación clínica, etc.) para poder establecer el diagnóstico para, posteriormente, establecer los objetivos personalizados que se pretenden alcanzar con la intervención.

TERAPIA PSICOLÓGICA INDIVIDUAL

La terapia con niños y adolescentes con TCA incluye técnicas psicoeducativas, motivacionales, de relajación, emocionales, cognitivas y conductuales, como el moldeamiento, la exposición, la prevención de respuesta, la identificación de pensamientos inadecuados, la expresión emocional, entre otros. Con el objetivo de proporcionar un tratamiento integral.

TERAPIA FAMILIAR

Los padres de las personas afectadas por los trastornos alimentarios son un elemento clave en el tratamiento. Se facilitan pautas y estrategias para cumplir con el plan terapéutico fuera de la consulta y favorecer la recuperación del paciente.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

En algunos casos es conveniente complementar el tratamiento psicológico con un tratamiento farmacológico. El equipo de psiquiatras del centro trabaja coordinadamente con el equipo de psicólogos para poder hacer una valoración diagnóstica conjunta y alcanzar los objetivos terapéuticos definidos.

CONTACTAR

Nombre *

Correo electrónico *

Teléfono

Mensaje *