Inicio | Asistencia | Terapia de pareja y sexualidad | Problemas de adaptación de la pareja

PROBLEMAS DE ADAPTACIÓN de la pareja

¿QUÉ SON LOS PROBLEMAS DE ADAPTACIÓN DE LA PAREJA?

Una pareja es una unidad formada por dos personas independientes, con objetivos personales, que han tenido que hacer un proceso de adaptación mutua para considerar los objetivos de esta unión y los mecanismos necesarios para su consecución.

Por ello, la pareja tendrá que aprender a ir adaptándose a los cambios que vayan surgiendo durante el ciclo vital de cada uno de sus miembros, así como de la propia evolución de la misma. La pareja evoluciona, a la vez que lo hacen sus integrantes, y más allá de la estimación y la atracción entre los miembros, de la actuación hacia unas pautas funcionales de convivencia, de la ausencia de conflictos, etc., nos encontramos con la importancia que tiene el establecimiento de unos objetivos de pareja fundamentales y de unos criterios comunes que permitan dar sentido al mantenimiento de esta unión durante toda su evolución.

Los momentos críticos y que requieren un proceso de adaptación importante para la pareja, entre otros muchos eventos vitales, suelen ser:

  • Primer año de convivencia
  • Nacimiento del primer hijo
  • Nacimiento de nuevos hijos
  • Transición a la etapa de madurez
  • Abandono del hogar por parte de los hijos
  • Jubilación
  • Muerte de algún familiar

¿CÓMO LO PODEMOS IDENTIFICAR?

En las parejas en las que existen dificultades para adaptarse a los cambios que se dan durante su ciclo se pueden encontrar las siguientes características:

  • Insatisfacción en el núcleo familiar
  • Desinterés por el bienestar de la pareja
  • Sensación de aburrimiento o rutina en el entorno familiar
  • Resentimiento por cuestiones cotidianas irrelevantes
  • Incomodidad ante la presencia del otro
  • Discusiones por la organización del espacio y del tiempo familiar
  • Irritación ante los comportamientos del compañero/a
  • Pérdida de la intimidad sexual de la pareja
  • Dificultades en la comunicación
  • Infidelidad e interés por otro tipo de relación
  • Sensación de inseguridad y desconfianza hacia la relación
  • Pérdida de la ilusión y de la satisfacción que se obtenía en la vida de pareja
  • Dificultades para desarrollar los objetivos propios
  • Dudas hacia la elección de la pareja
  • Conflictos y discusiones sobre lo que está permitido y no en la relación
  • Desavenencias sobre cómo se tienen que educar los hijos, cómo se debe convivir, qué se tiene que hacer en el tiempo libre, cuáles son las obligaciones y responsabilidades de cada uno…
  • Problemas con las familias de origen (padres, suegros, cuñados…)
tratamiento de la depresión

OBJETIVOS DE LA INTERVENCIÓN

El tratamiento pretende dotar a la pareja de herramientas y estrategias para favorecer y mejorar la adaptación a los cambios evolutivos del ciclo vital, para llegar a un funcionamiento satisfactorio de la pareja y el bienestar de ambos miembros.

detectar la depresión

¿CÓMO TRABAJAMOS?

EVALUACIÓN PERSONALIZADA

En primer lugar, se lleva a cabo una evaluación psicológica del caso mediante distintos instrumentos (entrevistas, tests y cuestionaros estandarizados, observación clínica, etc.) para poder establecer los objetivos personalizados que se pretenden alcanzar con la intervención.

TERAPIA PSICOLÓGICA INDIVIDUAL

La terapia individual analiza la función que tiene el individuo hacia su relación de pareja, cuáles son sus expectativas y las dificultades que tiene para resolver el problema detectado. Asimismo, la evaluación individual de cada miembro aporta información sobre el propio proyecto vital y pretende que la persona desarrolle las estrategias necesarias para gestionar sus objetivos personales y que encuentre la mejor manera de incorporarlos con los de pareja, desarrollando las habilidades necesarias para identificar los puntos de confrontación y la resolución de conflictos. Se trata también de definir el malestar que sufre cada persona en referencia al distanciamiento y la pérdida de satisfacción hacia la relación de pareja, con el objetivo de determinar los recursos necesarios para generar un cambio personal y en la relación con el compañero/a.

TERAPIA DE PAREJA

En la terapia de pareja se analizan aquellas situaciones en las que la pareja se ha desequilibrado mediante una desadaptación a las nuevas características vitales y, por tanto, se pretenden elaborar los recursos necesarios que permitan restablecer las condiciones en las que se sostiene la pareja, teniendo presente el cambio que se ha producido y las expectativas que fundamentan la relación. Se trata, a su vez, de restablecer los objetivos comunes que sostengan la continuidad de la unión, así como proporcionar las herramientas necesarias para llevar a cabo los mismos de una forma común.

La evolución y el mantenimiento de la pareja requieren un continuo proceso de reestructuración de las condiciones de funcionamiento con tal de mantenerse cuando se produzca un cambio. Se pretende la participación de los dos miembros para señalar los criterios que definen la relación y con los que recupera el sentido la continuidad de la pareja.

Por otro lado, en la terapia de pareja se trabajan emociones, pensamientos y conductas que se han desarrollado a partir de esta desadaptación, los cuales pueden haber interferido en la resolución de la situación, aumentando el malestar.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

En algunos casos es conveniente complementar el tratamiento psicológico con un tratamiento farmacológico. El equipo de psiquiatras del centro trabaja coordinadamente con el equipo de psicólogos para poder hacer una valoración diagnóstica conjunta y lograr los objetivos terapéuticos definidos.

CONTACTAR

Nombre *

Correo electrónico *

Teléfono

Mensaje *

CONTACTAR