↑ Volver a Terapia adultos

Insomnio en adultos

¿Qué es?

psicologos-insomnioEl insomnio es uno de los trastornos del sueño más frecuentes entre la población adulta, y una tercera parte muestra quejas. El insomnio es la incapacidad para conciliar o mantener el sueño, sin tener en cuenta el número de horas ni las características del individuo. El sueño nos permite mantener un funcionamiento cerebral normal, por lo que el insomnio puede originar accidentes, alteraciones del humor, ansiedad, irritabilidad y problemas de concentración y memoria, afectando de forma negativa a nuestra calidad de vida.

Tipos de trastornos del sueño:

  • Disomnias:
    • insomnio
    • hipersomnia
    • trastorno del ritmo circadiano
    • narcolepsia
  • Parasomnias:
    • pesadillas
    • terrores nocturnos
    • sonambulismo

Tipos de insomnio:

Insomnio transitorio: duración inferior a 1 semana, causado por estrés agudo (cambio de trabajo, de vivienda, viaje intercontinental…)

Insomnio de corta duración: de entre 1 y 3 semanas, asociado a un estrés situacional con un fuerte componente emocional, relacionado con el trabajo, vida familiar, etc.

Insomnio crónico: duración mayor a 3 semanas. Puede estar asociado a desordenes psiquiátricos

¿Cómo lo podemos identificar?

El insomnio se puede apreciar a partir de algunas de estas manifestaciones:

  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Dificultad para mantener el sueño
  • Sensación de no haber tenido un sueño reparador
  • Reducción del tiempo total de sueño
  • Incremento de los despertares nocturnos
  • Despertarse muy pronto
  • Somnolencia diurna
  • Dificultades para concentrarse en tareas
  • Fatiga matutina

¿Qué pretendemos con el tratamiento?

El objetivo del tratamiento es que la persona recupere el control del sueño, y se beneficie de las ventajas de un sueño reparador

¿Cómo lo hacemos?

Terapia psicológica individual

Antes de iniciar el tratamiento, es necesaria una evaluación clínica y psiquiátrica, para determinar el tipo de insomnio y distinguirlo de posibles trastornos asociados. Es imprescindible un estudio del insomnio del paciente, posibles trastornos orgánicos o mentales asociados, medicación, hábitos, tratamientos anteriores,… para poder adecuar el tratamiento a cada individuo. Dicho tratamiento va dirigido a educar en higiene del sueño, modificar malos hábitos adoptados y adoptar otros que faciliten el sueño, regular los horarios, aplicar técnicas de relajación y control de estímulos, restricción del sueño, etc.

Tratamiento farmacológico

En algunos casos es conveniente complementar el tratamiento psicológico con un tratamiento farmacológico. El equipo de psiquiatras del centro trabaja coordinadamente con el equipo de psicólogos para poder hacer una valoración diagnóstica conjunta y alcanzar los objetivos terapéuticos definidos.

Tratamiento bio/neurofeedback

El tratamiento con bio/neurofeedback es un tratamiento innovador que permite que la persona controle voluntariamente sus procesos fisiológicos ante un problema clínico. El terapeuta valorará la contribución del mismo a la mejora terapéutica.

Terapia grupal

Los grupos terapéuticos constituyen un tratamiento complementario al psicológico individual y al psiquiátrico. El psicólogo, según las características y necesidades del paciente, y atendiendo al aprovechamiento que considere que podría hacer del grupo terapéutico, valorará su incorporación dentro de la terapia grupal.